Home
Con Wii, Nintendo ha seguido claramente las pautas marcadas a través de DS, innovación, originalidad, apertura a nuevos públicos… es por ello que la blanca de sobremesa está llamada a ser, al igual que lo está siendo su hermana pequeña, un absoluto éxito de ventas. Sin embargo, ésto, que podría interpretarse como algo positivo para el consumidor, es en realidad un contratiempo que en el caso de Wii se ha presentado demasiado pronto.

Es lo que yo llamo la “estela playstation”. Y es que cuando una consola se convierte en éxito comercial, como de hecho lo han sido las dos primeras máquinas de Sony, es común encontrarse con un catálogo de títulos inmenso que buscan ser llevados a casa por alguno de los millones de consumidores del sistema. Esto supone que la mayor parte de este catálogo lo componen títulos mediocres, realizados con prisa por estudios de poca reputación con el único objetivo de engañar a algún consumidor y ”endosarle” su paupérrimo producto al precio de un título de primer nivel. Así, a más éxito de una máquina, mayor será su catálogo y mayor el número de juegos vomitivos o ”truños” como se les suele conocer en los foros.

Esto ha provocado que consolas como Playstation 2 cuente, salvo algunos must have (títulos considerados imprescindibles), con uno de los catálogos más amplios de la historia de los videojuegos, pero en cuyo interior alberga también el mayor porcentaje de truño-títulos de la misma. Lo mismo está pasando con DS, todo un fenómeno social, que si bien al principio contaba con títulos de mucha calidad, cada vez acoge una mayor cantidad de juegos poco recomendables a excepción practicamente de los programados por la propia Nintendo. Es común entrar en las tiendas y ver en la sección DS numerosos proyectos de los que no teníamos conocimiento y que parecen haber llegado al comercio de forma clandestina de un día para otro. Si nuestra curiosidad nos hace adquirir alguno de estos juegos lo más probable es que terminemos intentando endosárselo a algún que otro incauto a través del mercado de segunda mano.


Todo esto nos lleva a Wii. Esta consola ha sido un auténtico boom. El éxito le ha llegado demasiado pronto y por ello mismo la famosa estela PSX también. Si observamos su catálogo veremos que, salvo Zelda (conversión de GameCube) y WiiSports, poco más hay que llame la atención. El resto de juegos no son más que inversiones baratas de las compañías para hacer caja con un producto que están desaprovechando y que saben les va a hacer ganar dinero fácilmente, ésto debido a que muchos de los que adquieren una Wii carecen de experiencia videojugable previa y por tanto no se dan cuenta de que cuando gastan 60 euros en Far Cry Vengeance, les están cobrando a precio de novedad un título mediocre, con una calidad técnica que no representa el poder de Wii y con un control poco menos que desdeñable.

El futuro de Wii es poco alagüeño en este sentido. Salvo los títulos de Nintendo como Mario o Metroid, todo parece indicar que mientras la consola siga vendiendo bien, las conversiones y los truños seguirán lloviendo por doquier. Son estas cosas las que le hacen a uno preguntarse si realmente lo conveniente es tener el sistema que ”todo el mundo tiene”. Porque, si miramos al pasado nos daremos cuenta que aquellas consolas que dejaron un mejor sabor de boca en sus usuarios por lo original y lo fructífero de sus juegos no fueron las más vendidas ni mucho menos. Hablamos por ejemplo de Nintendo64 pero muy especialmente de Dreamcast, una consola que apenas tuvo año y medio de vida pero que nos obsequió joyas como Sonic Adventure, MSR, Jet Set Radio, SHENMUE, Soul Calibur…

Así pues, si no fuera por que Wii y DS están consiguiendo sacar a Nintendo de la precariedad económica de tiempos pasados, parecería más factible desearle a las nuevas de Nintendo un descenso estrepitoso de ventas y un aumento equiparable en la calidad de sus títulos. Y es que todos sabemos que el éxito de una consola y la calidad de sus proyectos son dos factores difícilmente conjugables de manera conjunta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s