Home
Y no sólo Iwata. Como venía siendo precedente, Nintendo ha vuelto a regodearse en su expansión de mercado. No tenía cronómetro, en todo caso, si no fueron muchos, los minutos de su conferencia que Nintendo ha dedicado a hablar de cifras de ventas y éxitos se me han hecho realmente eternos. Sin exagerar, perfectamente más de un tercio de la duración total de la conferencia ha estado dedicado a menesteres estadísticos. El resto… mejor no hablar del resto…
Ya el inicio del evento fue un tanto extraño, con una directiva de Nintendo como maestra de ceremonias que más parecía cualquiera de nuestras madres que otra cosa, contándonos sus últimas desventuras junto a su hijo en una escapada a una pista de snowboard. Se abrió el telón y apareció Shaun White anunciando el nuevo juego de snow de Ubisoft, con un control poco esperanzador y los peores gráficos vistos en el sistema Wii desde Ninja galleta man. Poco después llegaba Satoru Iwata, quien antaño solía aparecer en los finales de ”fiesta” para soltar grandes anuncios que hypearan a los usuarios. Esta vez no fue así. Por primera vez, Iwata empezó a divagar sobre sí mismo, sobre como había conseguido llegar a presidente y sacar a Nintendo de la crisis. ¿Un japonés pecando de falta de modestia? Algo raro estaba pasando.


Entonces el presidente de Nintendo comenzó a entonar un discurso prometedor: ”una vez rotas las barreras psicológicas entre jugadores y no jugadores tenemos que ir más allá, porque todo avance empieza a dejar de interesar a los usuarios en tanto los demás comienzan a copiarlo…”. En ese momento Iwata dió paso al video presentación de Animal Crossing Wii, un secreto a voces que tenía más pinta de ser un reciclaje de la versión Gamecube que otra cosa y que incluía, como única novedad, un periférico a modo de micrófono de dudosa utilidad. Lleva el sobrenombre de City Folk y llegará a finales de año.

Llega Reggie, todas las esperanzas de usuarios y prensa, que a estas alturas ya temían haberse gastado una millonada para viajar a Los Ángeles y volver con los mismos datos de ventas inflados de siempre, se depositarion sobre él. Para desgracia del auditorio Reggie no hizo más que volver a mencionar, con más detalle aún, estadísticas y porcentajes, pese a haber prometido que ”procuraría no extenderse mucho”. A su marcha se inicia un vídeo: por fin llegan las novedades para Wii… o eso creíamos, porque se proyectan tres juegos ya conocidos: el Raving Rabbits controlado por Balance Board, The Clone Wars, con sus luchas de sables por movimientos prefijados y Call of Duty: World at War que llega con la novedad del empleo de Zapper a modo de pistola flamígera y sus pocos trabajados gráficos tan habituales ya en la mayoría de títulos third party de Wii. La pantalla se pone en negro y el auditorio piensa ¿estas son las novedades más importantes de Wii?

Turno para DS. Guitar Hero DS, ya a la venta, es mencionado como producto estrella. Sí que destaca algo más la versión portátil de Spore, pero para nada el enésimo spin off de Pokemon. Quizá el gran anuncio para la portátil sea Grand Theft Auto: Chinatown, del que no se ha mostrado nada aún.

Por extraño que parezca, la ”gran sorpresa” de esta conferencia se dió a conocer ayer mismo, en lo que muchos interpretan como un intento de minar la atención sobre el briefing de Microsoft. Wii Motion Plus es un adaptador que se acopla a la parte inferior del mando y permite algo que Wii, como experiencia, debería haber incluído desde el principio a tenor de los espectaculares vídeos mostrados: calco de movimiento 1:1. O lo que es lo mismo, el mando detecta ”exactamente” y cuando decimos ”exactamente” es ”exactamente” cada movimiento, con lo que las hipotéticas luchas de espadas y sables láser son ya posibles. Este invento, toda una revolución tardía, eliminará, se supone, todos los movimientos prefijados y los sistemas de control que emplean el wiimote con calzador. Para mostrarlo Nintendo presenta Wii Sports Resort, del que destacan especialmente las carreras de motos de agua y la lucha de espadas, con una precisión envidiable. Wii Motion Plus ha sido pues lo único que realmente ha destacado en este evento y, habiéndose prometido su llegada la próxima primavera.

El final de conferencia se reservó una vez más a Miyamoto, que presentó, no con poca e innecesaria algarabia previa, Wii Music. Un DJ se encargó de tocar la batería con una combinación de Wiimote, Nunchuk y Balance Board que resultó realmente impresionante. Poco despúes el padre de Mario se encargó de demostrar como se tocan algunos de los 15 instrumentos que incluirá el título, permitiendo éste jugar a cuatro usuarios de forma simultánea. El juego cumple lo que promete de forma muy solvente, pero se esperaba algo más como plato fuerte.

Y eso ha sido todo. Fin de conferencia frente a un, nuevamente, estupefacto auditorio que ha podido comprobar cual es la mejor manera de despilfarrar unos cuantos millones alquilando uno de los teatros más célebres del globo. Alguien debería decirle a los chicos de Nintendo que estas conferencias son para mostrar productos, algo que ha brillado por su ausencia y que seguramente se haga vía nota de prensa en las próximas horas. Es obvio que Nintendo ha cambiado, hasta sus conferencias parecen enfocadas a ese público casual y no profesional al que apela con sus cada vez más accesible productos. Y es que desde hace dos años Nintendo ya no soprende en el E3, simplemente se autoconvence del golpe de suerte que hoy la ha llevado a la cima pero que mañana puede hundirla en el más absoluto de los ostracismos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s