Home
Too Human. Ese gran proyecto que por un momento estuvo a punto de desbancar en longevidad de desarrollo al mítico Duke Nukem Forever, por fin vio la luz el pasado mes con polémica incluída. Denis Dyack, fundador de Silicon Knights, se enzarzó en una cruenta batalla legal contra Epic Games al tiempo que empezaba a pecar de no poca soberbia y prepotencia al más puro estilo Molyneux pero multiplicado por tres. ¿Merecieron la pena esos 10 años de desarrollo durante los que el juego fue pasando de uno a otro sistema? Para mí, contra todo pronóstico sí, y eso a pesar de que el juego que acabo de terminar ha tenido bastante de monótono y aburrido para un servidor. ¿Cómo es esto posible?

Too Human nos traslada a un mundo futurista donde los hombres confían su devenir a dioses cibernéticos en tiempo donde las máquinas, reveladas contra éstos, acechan el último resquicio de humanidad que aún se salvaguarda a duras penas en una pequeña ciudadela. Mitología nórdica, robótica y dilemas filosófico-morales se entretejen así en un título que destaca sobre todo (algunos dirán que únicamente) por su trama, si bien uno no deja de pensar, tras su conclusión, que el extender este Too Human a una trilogía es algo un poco forzado, pues el argumento narrado en esta primera entrega es nimio, intercalándose las cinemáticas más concluyentes al principio y al final. Es evidente que si las ventas no acompañan nuestro amigo Denis podría no ver concluída la trilogía y los que hemos disfrutado de este Too Human nos quedaremos a dos velas por no haber querido contar la historia en un solo capítulo (algo que era totalmente factible).

No obstante, el gran fallo de Too Human es, al mismo tiempo, su argumento. No en contenido pero sí en formas. Y es que, como ya se ha indicado, se narra muy lentamente y de manera muy condensada antes y después de las 13 horas que uno tarda en acabarlo. Las secuencias deberían intercalarse más asiduamente. Tanto es así, que se dirían hasta pocas pues son muchas las ocasiones en que el jugador se queda a dos velas sin entender determinados detalles que no se explican, se dan por presupuestos y que solo pueden descubrirse indagando en el manual o bien buscando información adicional en Internet. Se nota que la historia tiene potencial, pero si luego no puedo transmitirlo digame usted de qué nos sirve.

A pesar de todo, no seré yo quien me queje, pues la riqueza de su trama ha conseguido que pase más de una decena de horas aporreando botones y gatillos a través de amplísimos y vacíos escenarios en los que se repetían una y otra vez los mismo enemigos Horas en las que he tenido que tragarme más de cien veces la dichosa escena de resurrección del personaje a manos de la Valkyria, algo de lo que tampoco me atreverá a despotricar sobremanera dado lo agradecido que le está este torpe jugador al hecho de que la muerte no exista en el juego y éste me permitiese continuar una y otra vez sin descanso ahuyentando las ganas de aparcar dvd en el ostracismo de mi estantería.

Un control regulero, gráficos nada más que aceptables, aburrimiento y desorientación continuas… y aún así Too Human me ha encantado. Tal es el poder que sobre este videojugador tiene una buena historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s