Home

Seamos claros desde el principio, nunca el apodo de una consola ha sido tan poco acertado. Y es que la ya conocida por todos como “Slim” pese a que Microsoft en ningún momento la haya referido en dicho sentido, no apuesta tanto por una reducción de formas que por la solvencia de los no pocos inconvenientes de su anterior versión.

Acaba de llegarnos a la redacción una de estas máquinas y estamos en disposición de afirmar que se trata de la Xbox 360 definitiva… al menos a corto plazo pues nadie nos asegura que la amenaza de las temidas luces rojas no vuelva a hacer acto de presencia enturbiando lo que a priori parece una revisión meticulosamente diseñada.

Diseño. Ese es precisamente el factor que primero llama nuestra atención. No puede negarse la “inspiración” de los de Redmond en la primera Playstation 3. Su acabado en negro brillante (adiós al blanco como distintivo de la máquina) resulta muy elegante pero también, como con la consola de Sony, todo un imán para las huellas y el polvo aunque no de forma tan acusada a lo que nos tiene acostumbrado este tipo de material.

En cuestiones de tamaño, como decíamos, la consola es un poco (sólo un poco) más pequeña pero mantiene el mismo grosor. Una estética rejilla de ventilación ubicada en su lateral crea al tiempo un efecto óptico que pretende imitar el diseño combado de las primeras máquinas pese a ser éste prácticamente recto. Gracias a ésto el esqueleto de la consola ya no aprisiona su arquitectura como ocurría anteriormente, principal causa ésta del conocido fallo que costó millones de dólares a Microsoft.

Para evitarlo, esta revisión incorpora un sistema de protección que apagará automáticamente la consola cuando se alcancen picos de calor que puedan comprometer la vida de sus componentes, lo que debería asegurarnos que nuestra nueva Xbox muera por causa distinta del sofoco, algo especialmente oportuno llegado el que promete ser uno de los veranos más calurosos.

La parte trasera la vamos a encontrar mucho más poblada de lo habitual. Y es que por fin se han decidido a incluir de seriela salida de audio digital. Contamos también con nada más y nada menos que tres puertos USB que se suman a los habituales dos delanteros, bajo el sensor de infrarrojos a la par que botón de sincronización de mandos (que cambian el grisáceo de su parte inferior por un acabado negro brillante acorde al nuevo diseño). La salida HDMI (cable no incluído en el pack) también está presente como es lógico y natural junto a los habituales puertos de red y vídeo RCA-Componentes. Basta echar un vistazo comparativo a las conexiones de ambas máquinas para apreciar una diferencia importante en este aspecto.

De frente, lo más destacable es la inclusión de botones táctiles: tanto el botón de encendido como el de expulsión de bandeja requerirán un mínimo roce para su activación, condenando las pulsaciones al ostracismo. Nos sorprende también la ausencia de disco duro en la parte superior ¿a dónde ha ido a parar? Pues bajo la rejilla inferior del sistema, previa manipulación de una pestaña que desprenderá parte de la misma, encontraremos el disco duro extraíble de 250 GB con que cuentan estas nuevas máquinas. Disco duro que nada tiene que ver con el anterior, lo que acaba con la compatibilidad entre unos y otros. Si queremos traspasar los archivos de nuestra vieja consola a la nueva deberemos recurrir a un cable de transferencia que puede adquirirse por separado o bien optar por volver a descargar todos los datos de forma manual.

Hemos hablado de mejoras de ventilación pero de nada sirven si no las acompaña un ventilador interno a la altura, a éste hemos de sumar el finalmente verídico nuevo procesador de 45 nanómetros que integra GPU y CPU. El resultado es la total reducción de ruido. Sí, una de las principales críticas de Xbox 360 siempre ha sido el molesto ruido del sistema que en muchos modelos llegaba a ser insoportable y causante de que instalásemos al disco duro la práctica totalidad de nuestra biblioteca en pos de eludirlo. Ahora ya no será necesario pues no oiremos prácticamente nada bajo ningún proceso: musica para nuestros oídos o ausencia de ella más bien.

Otro detalle a destacar es la inclusión de tecnología Wifi 802.11n en la propia consola. Se acabó el desembolsar los 79 dólares/euros del adaptador inalámbrico oficial si queremos prescindir de cables a la hora de jugar online. Otra ventaja del nuevo modelo es que, según consta en la caja, está yapreparado para la llegada de Kinect gracias a un puerto trasero especialmente dedicado al periférico que los usuarios de las 360 más vetustas deberán implementar mediante algún tipo de adaptador (esto por confirmar).

Nos encontramos pues con una consola más pequeña, más estética, con puertos de serie para dar y regalar, tecnología integrada que antes era opcional, frontal táctil, mejoras sustanciales de su cerebro y ventilación así como sistemas de protección contra los fallos de calentamiento que tantos quebraderos de cabeza nos dieron en el pasado, obligándonos a cambiar de máquina en varias ocasiones.

Por $250€ Microsoft nos ofrece la versión refinitiva de su Xbox 360. Que cada cual valore si merece la pena el cambio o no. Desde luego si tenéis pensado haceros con vuestra primera 360 ésta es, por mucho, la mejor opción. Tan sólo tened en cuenta una última cuestión: la proximidad de un nuevo modelo sin disco duro ni tecnología Wifi que se comercializará a un precio la mar de atractivo.

Publicado en Ecetia.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s