Home

No digo que fuesen las vuestras pero en el preciso instante en que Satoru Iwata se sacó de la chaqueta el Wiimote por vez primera durante aquel Tokyo Game Show, muchas mentes calenturientas alrededor del globo hicieron asociaciones fálicas inmediatas. Poco tardaron entonces en llegar los primeros vídeos de Youtube parodiando las posibles aplicaciones sexuales del mando de marras.

Quizás por ello cuando llegó Playstation Move, que redondeaba las formas y posibilitaba comparaciones mucho más evidentes, no se repitió el fenómeno con tanto fervor: ya estaba sobreexplotado.

No faltaron tampoco las ansias de protagonismo de solteras como las del famoso caso de la Wii Balance Board, que achacaba un apetito sexual desmesurado a una caída durante su sesión de juego con la tabla.

Lo que sorprende de la cuestión es que hasta ahora nadie se hubiese planteado seriamente convertir todo esto en un negocio real. Puede que así haya sido pero ninguna otra iniciativa ha tenido la difusión mediática que la que nos ocupa: editores especializados en ocio electrónico de medio mundo entrevistando a un fabricante de juguetes sexuales… quién lo iba a decir.

Sí, es lo que vemos en la fotografía: vibradores a los que acoplar nuestro Wiimote y que podremos manejar desde cualquier lugar del mundo gracias a Internet.

Habla Mojowijo, responsable del “invento”:

El dispositivo se conecta al puerto de accesorios del mando de Wii, que a su vez se comunica por bluetooth con un PC que corra nuestro software.

Usando nuestra patente Motion2Vibration technology, el dispositivo es capaz de transformar los movimientos del Wiimote en señales vibratorias y enviarlas a otro dispositivo seleccionado que puede estar en la misma habitación o en cualquier lugar del mundo (gracias a Internet).

Resumiento: dos mandos de Wii transformados en vibradores que, una vez emparejados, pueden interactuar entre sí estén donde estén a través de un ordenador. Vibradores por control remoto si lo preferíis así.

Dudamos del éxito de este Skype del sexo vía Wiimote (no se requiere una consola, simplemente tener dos mandos) pero desde luego el juego es cuanto menos original y a buen seguro mucho más divertido que la gran mayoría de malos títulos que inundan el catálogo de Wii.

Ahora estoy indeciso: ¿Metroid: Other M o el Wiibrator? Difícil elección…

Publicado en Ecetia.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s