Home

La primera vez que supe de esteBlade Kitten una parte de mí se alegró. La parte que disfrutó sobremanera de una época en la que los títulos de plataformas eran algo más que adaptaciones jugables de la última película infantil de turno.

Mario, Sonic, Croc, Crash, Spyro… dignos representantes de un género que en su día significó lo mismo que hoy los shooters en primera persona para la industria. Hablar de plataformas era hacerlo de títulos que alcanzaban las más altas cotas de calidad, retos de tortura que ningún jugón que se preciase debía perderse.

Algo en el trailer de presentación de Blade Kitten me hizo pensar que estaba ante un digno representante de esa vieja escuela. La realidad es que el último proyecto de Krome Studios intenta imitarla con vehemencia, pero no lo consigue.

Controlamos a Kit Ballard, una cazarecompensas de mininas formas que comenzará sus desventuras enfrascándose en la competición por un curioso botín. Pronto, la persecución a la rubia de bote antagonista se torna en la típica hecatombe de proporciones épicas que ya poco o nada sorprende.

El estilo de juego se mueve entre los plataformas clásicos y el beat’em up, todo ello marcado por escenarios bastante largos aunque repetitivos (tanto como la tipología de enemigos) que tendremos que atraversar generalmente de arriba a abajo y viceversa más que de izquierda a derecha.

Aquí la enorme agilidad de nuestra gatita nos permitirá trepar por toda clase de superficies independientemente de su inclinación, lo que sumado a las numerosas piruetas en salto hacen de nuestros primeros minutos con Blade Kitten toda una delicia efectista. Si a eso sumamos un acabado gráfico bastante resultón y el aparente carisma que rezuma todo, tal vez no entendáis porqué el título no termine de convencer.

Aparente. Ahí está la clave. A las pocas fases nos damos cuenta de que la monotonía empieza a inundarlo todo manchando esa buena impresión que inevitablemente buscamos dar y recibir en cualquier primera toma de contacto. La narrativa se desinfla, los escenarios dejan de parecernos vistosos y se antojan repetitivos, tanto como los ligeros toques puzzle (con interruptores de por medio, cómo no) que se intercalan entre combates a corta y larga distancia espada mediante que evitaremos en más de una ocasión por su tedio y la ineficaz IA.

No puede negarse que la fórmula tiene toques distintivos muy interesantes y que gráficamente estamos ante un título colorido y resultón, en la avanzadilla del segmento descargable, pero la falta de variedad puede echaros para atrás tanto como su apartado sonoro, muy desapercibido durante todo el desarrollo. Además, aunque bueno su doblaje inglés, no habría estado demás cierto trato de favor a los menores hispanohablantes.

Si se aprovechasen mejor las áreas ocultas de los escenarios, se le sacase más jugo a la cooperatividad con la mascota que nos acompaña y las mecánicas de combate fueran mínimamente evolutivas, estaríamos sin duda ante un juego más notable que aceptable.

Convendremos que Blade Kitten os divertirá tanto como os guste (y estéis dispuestos a aceptar) la repetición de una mecánica que, aunque convence durante los primeros minutos, huele a manida a las pocas fases. Al final nos queda un plataformas que quiso ser diferente pero que comparte puntuación con la dudosa tipología de títulos que cité al comienzo.

6.5/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s