Home

Gráficos y más gráficos. A veces pareciese que son lo único que importa. Muchas veces nos hemos llevado a casa títulos visualmente espectaculares pero jugablemente mediocres. Y no nos ha importado siquiera porque lo único que perseguíamos era recrearnos la vista.

Sí, vivimos en la era de lo visual y pocas veces reparamos en que elapartado sonoro no se ha quedado atrás. Hoy día ya somos capaces de escuchar de forma cristalina cada bloque de cemento desintegrado por la dura cogotera de Mario o el mítico ring sound recolector de cierto erizo azulado. Dolby Digital 7.1 y TrueHDempiezan a ser estándares de las grandes superproducciones de nuestra industria y muchos usuarios aún no se han parado a escuchar, nunca mejor dicho, lo que tienen por ofrecerle ambas tecnologías.

Los equipos Home Cinema son bastante caros y requieren un espacio del que muchos carecen. ¿La solución? Los auriculares inalámbricos que, duendes inside, consiguen replicar la sensación sonora de los sistemas de cine en casa con una fidelidad pasmosa y a un precio bastante inferior.

Los Turtle Beach Ear Force X41 nos han llamado la atención especialmente por su especificidad. Y es que han sido diseñados expresamente para su uso con Xbox 360 (no en exclusiva como veremos) lo que nos permitirá alimentar su transmisor wireless a través de alguno de los puertos USB de la consola o conectar los auriculares a la salida headset del controlador para hacer uso del micrófono incorporado.

¿Cuáles son las principales funcionalidades del conjunto? Clara protagonista es la replicación del sonido de 7.1 canales. Estos auriculares son capaces de desplegar Dolby Digital, Dolby Prologic IIx y Dolby Headphone Surround sin inmutarse. Sí que lo haremos nosotros, sin duda, pero no hay problema: al emplear tecnología 2.4 GHz Wireless Digital RF sin compresión podremos desplazarnos a nuestro antojo durante las sesiones de juego sin temor a que un traicionero cable nos las amargue.

Un botón en el auricular izquierdo nos permite activa el efecto Bass Boost, que potencia la profundidad y riqueza de los bajos garantizando explosiones y tiroteos de infarto que compartir con un amigo. ¿Cómo? Sencillo, el transmisor incluye una salida para conectar un segundo par de auriculares.

Otra de las grandes prestaciones del conjunto es la que nos permite regular de forma independiente el sonido del juego y el del chat, que ajusta su intensidad de acuerdo al grado de acción de la partida. Así si nos encontramos en mitad de un tiroteo, los X41 elevarán automáticamente la voz de nuestros compañeros de refriega y a la inversa.

Todo muy prometedor pero ¿cómo se traduce en una sesión de juego cualquiera? Evidentemente la respuesta depende de las condiciones en que estéis más habituados a jugar. Mi 5.1 inalámbrico de Sony ya ofrece una experiencia muy competente pero fue enfundarme los cascos y quedar boquiabierto.

La nitidez del sonido es impresionante, muy raras veces contaminada por intereferencias o demás residuos. La primera prueba fue enteramente musical y la calidad alcanzada, especialmente con el Bass Boost activo, me hizo rendirme a la evidencia: estos Ear Force saben hacer que uno aprecie sus oídos.

Jugar a Lumines (juego en el que la música es clara protagonista) con estos auriculares es una experiencia completamente distinta. El sonido de cada pieza al caer es tan cristalino que llega a doler en los umbrales de sonido más altos. Realmente te sientes dentro del juego, inmerso en los ritmos que lo van articulando y entendiendo realmente un concepto que pareciese te había permanecido ajeno hasta ahora.

Esto por no hablar de un Gears of War en el que cada disparo cobra una nueva dimensión. Confome vamos moviendo la cámara percibimos como el sonido pasa naturalmente de un auricular a otro, como si estuviésemos en el centro de un sistema envolvente de alta gama. Ese es el gran logro del producto, que consigue hacernos llegar las múltiples pistas de forma tan sutil, que pronto dejamos de intentar adivinar por dónde se canaliza cada cual para meternos de lleno en la acción.

Probad a escuchar la épica banda sonora del menú de Halo: Reach así y veréis de lo que hablo. Mención especial a las voces. Ocurre en muchos juegos que a veces los efectos y la música tapan completamente a los diálogos, haciéndonos imposible entenderlos si no es por los subtítulos por mucho que ajustemos sus canales en las opciones. Eso se acabó: en el propio Reach las voces se escuchan contundentemente en todo momento.

Si hablamos del chat por voz también encontramos una mejora sustancial del audio. Ni punto de comparación a usar el headset de Microsoft, que abandonaréis para los restos una vez constatéis la diferencia. El sistema también responde estupendamente con películas en DVD, toda una gozada que os hará sentir en una sala de cine.

Lo que no terminó de convencerme tanto es la respuesta sonora a lareproducción de BluRays. Y es que aunque estemos ante un producto especialmente pensado para Xbox 360, podremos conectar prácticamente cualquier aparato que consideremos. Playstation 3, por ejemplo. Visionadas algunas películas en dicho formato: Watchmen yRevolutionary Road para ser más concretos, la calidad fue buena, pero al sonido, aún colocando el ajuste de volumen al máximo, le faltaba algo más de contundencia.

Es cierto que se echa en falta un poco de potencia extra, pero la cuestión sólo ha llegado a hacerse del todo evidente al visionar películas en BluRay. En juegos el volumen máximo es muy considerable, pero podría ser aún mayor. Tal vez es que para un servidor “máxima potencia” es sinónimo de oídos sangrantes y aquí no llegamos a ese extremo.

Se nota además que Turtle Beach ha decidido apostar más por la tecnología que por el acabado. Los auriculares son muy cómodos, tienen un agarre magnífico, pero el material da sensación de frágil, especialmente en el caso del livianísimo transmisor. En cualquier caso tenemos que considerar un precio de venta muy competitivo que habría llevado al fabricante a decantarse por aquello de que “la belleza está en el interior”.

En definitiva, material y un pelín más de potencia se antojan principales contras de un sistema de sonido auricular que, a pesar de presentarse específico de 360, os ofrecerá la más alta calidad sonora sea cual sea la consola, reproductor u aparato que decidáis conectarle. Preparáos para escuchar el caer de las balas, el crujir del suelo desértico al paso de nuestro personaje o ese pequeño detalle ambiental que hasta ahora ni habíais percibido. Os parecerá estar jugando a títulos diferentes, por eso ya tengo la excusa perfecta para rejugarme toda mi colección.

Los auriculares Ear Force X41 se alimentan de dos 2 pilas AAA (incluídas) y tienen un precio de 179.99€. Su distribuidor es MEMTEC en cuya web tenéis información adicional.

8.7/10

Publicado en Ecetia.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s