Home

No, no es el título de la última película de Nacho VidalMundos abiertos y misiones secundarias, a eso vengo a referirme. Hay quienes idolatran ambos componentes. Últimamente están apareciendo de hecho muchos títulos que descansan sobre ellos y que no suelen ir a parar a mi colección por los motivos que me dispongo a detallar.

Como profesional puedo reconocer la titánica labor que conlleva articular enormes hectáreas de terreno jugable repletas de elementos ambientales, personajes, items ocultos, batallas porque sí y demás parafernalia. Debe ser un orgullo para cualquier estudio el poder poner encima de la mesa un proyecto de tal envergadura que además destaque en muchos otros aspectos como el gráfico o el narrativo.

Ese es el problema de mucho de estos juegos abiertos: hay mucho por hacer, pero nada especialmente sustancial porque, quitando todas las misiones secundarias que nos asaltan durante las tropecientasmil horas de juego disponibles, la trama central queda reducida a un .doc de dos páginas repleto de clichés.

Hay excepciones claro está, pero por norma general el pasarme horas y horas recorriendo un mapa enorme y repetitivo para acometer una misión que acaba difuminándose poco a poco entre aleatoriedades varias, lejos de divertirme, me provoca una terrible desesperación y el consiguiente deseo de apagar la consola.

Todo tipo de jugadores hay en la viña del señor y aquí tenéis uno que disfruta como un loco con juegos en losque el guión determine férreamente el rumbo del gameplay. Donde si hay un mapeado grande, éste se justifique por la historia contada y no simplemente porque esté de moda crear juegos enormes en los que deambular como un zombi y a los que incorporar infinidad de DLC que enriquezca a la compañía de turno.Shenmue es un buen ejemplo de ello, título que además da opción al jugador de explorar o no, pudiéndose ir al grano si así se quiere.

Sí, existen casos inadmisibles como Final Fantasy XIII, ese largo pasillo que recorrer combatiendo una y otra vez contra las mismas criaturas. Incluso cuando el juego se harta de su propia mecánica y decide insertar un capítulo plenamente abierto, repleto de misiones, éste se nos antoja completamente injustificado y hasta cansino.

Es por esto vengo a criticar el que se quiera imponer el mundo abierto como género videojugable propiamente dicho. En mi opinión la amplitud del terreno de juego debe venir determinada únicamente por aquello que quiere contarnos y en el momento en que nos regalan una nimia historia envuelta en un paquete enorme, repleto de papeles de periódico que hagan bulto, nos están engañando como a tontos.

Publicado en Ecetia.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s