Home

Hoy quiero ponerme un poco nostálgico, también algo intimista. Seguramente lo haya comentado ya por estos lares, pero por si no hubiese sido así, sabed que mi primer juego para GameBoy (aquel ladrillo blanco, amarillento con el tiempo) fue Kirby’s Dream Land.

Lo recuerdo con especial cariño y cada vez que escucho hablar de él no puedo evitar que me sobrevenga la sonrisa de aquel feliz instante en que estrené la que fuese mi primera consola de bolsillo.

Mientras escribo ésto me acompaña a un lado, sobre el escritorio, elpackaging original, donde la inflada mascota de Nintendo perdía su característico tono rosado. Es curioso sí, fue uno de los pocos juegos en queKirby lucía blanco como la pared.

Esta monserga se justifica con el lanzamiento del juego en la Nintendo eShop, que por si os lo estáis preguntando, sigue copando gran parte de mis horas con 3DS. Super Mario Land, Link’s Awakening, Donkey Kong… y ahora Kirby ¿quién puede resistirse a tales envites?

Cuatro euros/dólares nos separan de tiempos mucho menos aciagos, donde cuatro simpáticas formas en aquella pantalla monocromo nos hacían ver las estrellas. Nunca mejor dicho en el caso de Dream Land, que las disponía no sólo como arma arrojadiza, sino también como método de transporte.

Como suele ocurrirnos con todo primer juego que compramos, lo devoré sin piedad. Cuantos hayáis jugado sabréis que la primera aventura de Kirby en GameBoy era especialmente breve, un suspiro como quien dice.

Para cuando me quise dar cuenta ya estaba allí, frente al Rey Dedede, intentando averiguar cómo derrotarlo. Y reconozco que no fui yo quien dió con la tecla (tenía sólo seis años y poco ingenio, para qué negarlo) así que tuve que recurrir a un vecino para derrocar aquella monarquía.

A dicho vecino, del que nunca más supe, debo también la entrada al mundo del videojuego y por ende el estar escribiendo ésto. Así de largas fueron nuestras tardes a los mandos de sus NES, Atari y derivadas máquinas, ahora ya codiciadas piezas de coleccionista.

Lo único que quería contaros era que Kirby’s Dream Land ya ha llegado a la tienda virtual de 3DS, ahora veo que el asunto se me ha escapado de las manos, pero es que la nostalgia, no nos engañemos, es el Talón de Aquiles de todo videojugador. Las compañías lo saben y por eso siempre podrán recurrir a su fondo de armario para vaciar nuestras tarjetas de crédito.

Publicado en Ecetia.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s