Home

Kinect, el gadget de entretenimiento más rápidamente vendido de la historia (eso dice el Libro Guinness al menos), ha dado muestras de su buen hacer con infinidad de títulos casuales, donde Kinectimals o Dance Central se llevan la palma a todas luces. Ahora bien ¿qué futuro le aguarda en el marco de juegos harto más tradicionales?

Durante la pasada Electronic Entertainment Expo de Los Ángeles, el sensor demostró su solvencia al interactuar con franquicias de peso como Mass Effect o Ghost Recon, si bien todos miraban a sus apuestas exclusivas, aquellos títulos hardcore concebidos con la cámara en mente, entre los que se encuentra este Project Draco.

Su primera aparición tuvo lugar en el Tokyo Game Show de 2010, dondeMicrosoft se aseguró varios títulos de peso que contentaran al gusto nipón por un lado y convencieran al jugador de toda la vida por otro. Steel Battalion, Rise of Nightmares, Project D (ahora Diabolical Pitch) acompañaron al que pronto se conocería como sucesor espiritual de Panzer Dragoon.

Inmersa en la nostalgia como está toda una generación de jugadores, el juego despertó especial interés en aquellos que disfrutasen en su día del mítico arcade de disparos en tercera persona. La majestuosa ambientación, amén del elegante aleteo de nuestro dragón, consiguió enamorar a quien ponía sus zarpas sobre el mando de Saturn.

La última vez que jugamos a lomos del dragón fue en 2003, de la mano dePanzer Dragoon Orta (exclusivo de la primera Xbox), un título de impecable factura al que prestigiosos medios refirieron como “el mejor shooter sobre raíles de todos los tiempos”. Casi una década después, queremos más. La pregunta es ¿será Project Draco un digno sucesor? ¿pretende serlo acaso?

Ha de quedar claro que no estamos ante la última iteración en la saga. Project Draco es un proyecto independiente desarrollado por antiguos miembros del Team Andrómeda, estudio responsable de Panzer Dragoon, ya disuelto.

Más que rendir tributo a sus antepasados, el juego trata de ofrecer una experiencia satisfactoria al jugador más experimentado, para los cualGrunding Inc. determinó, en pleno brainstorming, que lo mejor sería desarrollar un shooter aéreo on rails. Ahora bien ¿sobre qué podría descansar el jugador? tenía que ser algo que implicase un equilibrio constante, una distribución cambiante de nuestro peso en pleno vuelo. Llegaron así a la idea un animal. De ahí a pensar en dragones sólo hubo un paso.

La base del juego está clara: montamos sobre nuestro draco y avanzamos por un camino predefinido, en el que podemos movernos de izquierda a derecha, evitando obstáculos y abatiendo enemigos. Contamos con dos ataques principales, nuestra mano izquierda portará un arma láser de rápida cadencia, mientras que la derecha nos permitirá controlar los ataques del dragón (bolas de fuego, por ejemplo), todo ello mientras cuidamos nuestro centro de gravedad a sus lomos.

Para que nos hagamos una idea del esquema de control, sus creadores aluden a Child of Eden, otro título de Kinect del que Draco bebe bastante (deliberadamente). Se trata de un shooter psicodélico, en el que también disparamos intercalando el movimiento de ambas manos. Grunding pensó que, ya que el manejo de Child of Eden resultaba tan fluido y había tenido tanta aceptación entre los jugadores ¿por qué pedirles que aprendiesen otro esquema de control si se iban a encontrar con el mismo género?

Respecto a su dinámica, Project Draco se estructura en niveles, todos ellos repletos de misiones secundarias a completar (no todo será sobrevivir del punto A al punto B). No faltarán tampoco los jefes finales, (bastante duros de pelar) y sus hermanos menores, aka mini-bosses de mitad de fase.

En el juego podremos controlar hasta cinco dragones diferentes, incluyéndose un ligero toque RPG que vendrá dado por la evolución del animal. Conseguiremos puntos de experiencia durante nuestros vuelos, los cuales podremos invertir en nuevas habilidades draconianas. Existen 150 en total y, si bien la mayoría pueden adquirirse fácilmente en una primera vuelta, el resto serán bastante difíciles de conseguir.

Interesante será también el juego cooperativo, que nos permitirá hacernos con esas últimas habilidades de forma más sencilla. De hecho, dado lo complejo que resulta calibrar la dificultad en un juego para Kinect, la desarrolladora ha incluido un selector de dificultad al comienzo de cada nivel, de tal forma que cada uno establezca su propio reto.

Una pena, no obstante, que el título haya pasado de retail al formatodescargable, lo que nos hace preguntarnos si no se habrá recortado el proyecto por intereses puramente comerciales. Sea como fuere lo esperaremos con ansia.

Project Draco llegará a Xbox Live Arcade en algún momento de 2012.

Publicado en: La Información

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s