Home

Hace ya unos años que la tradicional disputa entre fontanero y erizo dejó de tener sentido. Mientras Mario ha seguido consagrándose como rey de las plataformas entrega a entrega, Sonic fue devaluando su azul estela con títulos de dudosa factura.

Pareciese que SEGA ha prostituido a su mascota, lanzando infinidad de juegos sin un mínimo control de calidad o coherencia entre sí.

Sea como fuere, Sonic mantiene intacto su carisma y nosotros la esperanza de que algún día recupere su esplendor jugable. Asegura el Sonic Team que este Generations lo ha conseguido. ¿Seguro?

Viviendo de las rentas

Sonic Generations es un plataformas clásico, al menos en el sentido que ha caracterizado a la serie desde sus comienzos: una consecución de fases repletas de loopings, aceleradores y enemigos robóticos.

Encontramos un total de nueve fases (Green Hill, Chemical Plant, Sky Sanctuary, Speed Highway, City Escape, Seaside Hill, Crisis City, Rooftop Run y Planet Wisp) recuperadas de los juegos que Sonic protagonizase enMegaDrive, 128 bits y la presente generación.

Las recorremos en scroll lateral (Sonic clásico) y en tres dimensiones (Sonic moderno), primando en ambos casos el mismo objetivo: llegar a meta en el menor tiempo y con el mayor número de anillos posible.

Aquí no existen niveles ‘alternativos’ donde la velocidad pierda protagonismo (recuérdense las tediosas fases del Sonic-Lobo en Unleashed), lo que evita a Generations caer en el mismo error que sus predecesores.

El resultado es un plataformas con los aciertos de los mejores Sonic tridimensionales… y bidimensionales, lo que garantiza satisfacción a cualquier fan de la serie, se iniciase en el primer The Hedgehog o con Sonic Adventure.

Lo bueno si breve… sabe a poco

Sonic Generations arranca con una fiesta de cumpleaños a la que han asistido todos los personajes de la serie (incluyéndose secundarios de lo más olvidable). La celebración se ve interrumpida por un ente conocido como Time Eater, que abre una brecha espacio temporal para justificar este nostálgico homenaje.

El problema es que, aún contando con los enemigos finales que nos plantarán cara entre fases (Metal Sonic, Death Egg Robot, Shadow, Perfect Chaos, Silver y Egg Dragon), nuestro viaje espacio-temporal se antoja de lo más breve.

Por supuesto, las últimas fases resultan bastante más extensas y compejas, pero completar el juego no requerirá más de una noche de vicio intenso.

En su intento por alargar la propuesta, Sonic Team ha incluido numerosas misiones secundarias (algunas bastante aburridas) por cada nivel, teniendo que completar tres de cada para progresar.

El juego incluye también una completa galería audiovisual (vídeos, biblioteca musical, perfiles de personaje, ilustraciones) que iremos desbloqueando conforme recuperemos los anillos rojos escondidos en cada nivel. El premio último será el mismísimo Sonic The Hedgehog de MegaDrive.

A cada cual toca valorar si estas recompensas justifican o no la rejugabilidad.

El Sonic más guapo

Entrando en materia técnica, estamos ante el juego más pulido de la serie. El remozado de Green Hill es toda una delicia para la vista gracias a su nítido acabado. Destacan especialmente los efectos lumínicos, amén de las propias animaciones del erizo, las mejores que le hemos visto en mucho tiempo.

Se ha corregido sobremanera su movimiento torpe (lento si se quiere) de Sonic 4, ofreciendo una respuesta impecable aún en los recorridos tridimensionales.

El diseño de niveles, además, goza de toda clase de atajos y áreas a diferente profundidad, lo que no solo resulta atractivo visualmente, también un aporte jugable que ya quisieran para sí las fases originales.

Tan contentos estamos con el acabado del juego, que no se nos ocurre nada significativamente mejorable que destacar.

Sonic Generations 3DS

Tanto la versión de sobremesa como esta portátil son compatibles con la tecnología 3D estereoscópica, que dota al juego de una inmersión sin igual. El efecto está de lo más conseguido gafas en ristre pero, ¿qué rendimiento presenta en Nintendo 3DS?

Por lo general, Sonic Generations se adapta como un guante a la peculiar capacidad de la portátil, ofreciendo una sensación de profundidad agradable a la vista y factible para con la jugabilidad. Existen niveles en los que el 3D está mejor implementado que otros, pero no hay queja alguna con el juego que mejor provecho saca de la tecnología (con el permiso del inigualable Super Mario 3D Land, claro está).

Esta edición sigue la misma estela argumental que la de sobremesa, si bien prescinde de las misiones secundarias por fase (estas se agrupan en una modalidad adicional) y también de la diferente perspectiva. Así, juguemos con el Sonic clásico o con el moderno, avanzaremos de izquierda a derecha, sin mayor variación entre encarnaciones que ciertos movimientos especiales.

7

En cualquier caso, os alegrará saber que Generations presenta diferentes fases en 3DS, por lo que es una compra plausible aún si ya lo habéis jugado en PS3, Xbox 360 o PC.

Considerad por último su brevedad y una curva de dificultad mal balanceada, que puede llevaros a la frustración en algunas fases.

Así sí

Sonic Generations es un juego directo, fiel a la fórmula original, hermoso en lo técnico y tan entretenido que se hace tremendamente corto. Un título imprescindible para los fanáticos del erizo y un genial punto de partida para una nueva generación de productos que, esta vez sí, devuelvan aSonic la honra perdida.

8/10

Publicado en Ecetia.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s