Home

Uno de los títulos más desapercibidos en la hornada inicial de PlayStation Vita, aunque también de los más notables. Everybody’s Golf supone la tercera iteración portátil en una de las franquicias deportivas más celebradas en Japón. Surgida a manos de Camelot (Mario Tennis, Mario Golf, Golden Sun) en 1997, para posteriormente encomendarse a las expertas manos de Clap Hanz, la serie se ha mantenido fiel a Sony desde entonces.

Como da a entender su nomenclatura, Everybody’s Golf es un juego desenfadado, de carácter eminentemente arcade. No exento de profundidad sin embargo, fórmula que le ha granjeado un éxito sin precedentes entre aficionados (y neófitos) de este relajante deporte.

La base del juego radica en la estrategia selectiva: amoldar nuestro equipamiento a las condiciones ambientales y la orografía del circuito resulta crucial para colar nuestra bola el hoyo. La precisa orientación y velocidad de cada disparo también. Esto, que puede sonar tan complejo de inicio, resulta de lo más sencillo una vez iniciamos partida. Será entonces cuando topemos con la modalidad principal de Everybody’s Golf,Desafío, que nos invita a desbloquear recorridos de considerable duración (cinco torneos de 9 a 18 hoyos cada uno, más un enfrentamiento final con los rivales más desafiantes).

Una vez en el torneo de marras, habremos de seleccionar al personaje que mejor se amolde a nuestro estilo de juego. De inicio solo contamos con dos (Yuna y Yamato), si bien dispondremos de hasta 8 más conforme progresemos. Cada uno cuenta con sus propias estadísticas (fuerza, control, impacto y efecto) que haremos bien en tener en cuenta. Tan solo nos resta elegir tipo de palo, pelota y golpeo (hasta cinco disponibles) para lanzarnos al campo.

Por poca experiencia que tengamos en juegos de esta tipología, los controles resultan de lo más intuitivo. Cierto que las posibilidades táctiles de la consola hubiesen sentado de perlas, pero nos conformamos con los botones para orientar el golpe, aplicarle efectos, ajustar su potencia y por supuesto desplazar la cámara, que se nos ofrece por completo en infinidad de ángulos. Llama la atención cómo se han aprovechado los giroscopios de PS Vita, que nos permiten mirar a nuestro alrededor en primera persona, también el empleo de la realidad aumentada para sustituir el horizonte por el entorno en que nos encontremos. Sea como fuere, no tardaréis mucho en haceros con el control.

Dentro de los modos para un jugador encontramos también Stroke, habitualmente conocido como exhibición, donde disputar torneos libremente. Resulta la opción ideal para esos cortos desplazamientos en Metro, cuando no nos apetezca embarcarnos en recorridos completos. Por último, la modalidad Práctica nos ayuda a practicar hoyos concretos, repitiendo jugada las veces que deseemos y modificando diferentes parámetros (dirección y velocidad del viento, posición del hoyo, meteorología…).

Como aliciente rejugable contamos con un sistema de puntos que podremos canjear en la Tienda. Nuevos personajes, atuendos, palos, pelotas, campos, personajes de sala e incluso material conceptual y sonoro podrán ser adquiridos tras muchas, muchas horas de juego.

Y si lo vuestro es el multijugador, Everybody’s Golf depara partidas Ad-Hoc hasta 8 jugadores y un impresionante torneo online que reúne a 30 usuarios simultáneos con los que charlar gracias al chat.

Técnicamente hablando, el juego resulta menos aparente de lo esperado. A nivel gráfico se acerca a lo visto en PlayStation 3, pero no termina de sacar provecho a la potencia de Vita. Los jugadores son sólidos y las físicas incontestables, pero los entornos no se encuentran lo trabajados que debiesen. Sin llegar a los dientes de sierra, imperfecciones como el sombreado deslucen la estética ‘acartoonada’ del título. Pese a todo,Everybody’s Golf es agradable a la vista por su colorido, destacando efectos meteorológicos como la niebla, la tormenta o la lluvia.

Las melodías, por su parte, cumplen como acompañamiento, sin llamar nunca nuestra atención. El doblaje se encuentra íntegramente en inglés, si bien los comentarios de asistentes y demás personajes aportan poco o nada a la jugabilidad (la traducción al español es completa, eso sí). Mención especial a la ambientación sonora: ráfagas de viento, trinos varios…

En resumidas cuentas, Everybody’s Golf para PS Vita es un juego notable, ideal a independencia de lo atraídos que nos sintamos por este deporte. Resulta accesible, ameno y duradero, aunque quede a medias en el aprovechamiento técnico de la portátil. También de sus especificidades (paneles táctiles, por ejemplo). Dicho lo cual, ¿os animáis a practicar ese swing?

8/10

Publicado en Ecetia.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s