Home

El pasado viernes, en el marco de la presentación de PlayStation All-Stars Battle Royale y los consabidos PS Vita Days, un servidor pudo probar por vez primera la esperada irrupción de Call of Duty en la nueva portátil de Sony.

Con la coletilla Declassified, Nihilistic ha trabajado a marchas forzadas para que la iteración coincida con Call of Duty: Black Ops 2. Ahí ha radicado el problema de un título que llevaba meses despertándonos recelo.

Tras su anuncio del pasado E3, cuando Sony lo alzase como gran promesa en el catálogo de PlayStation Vita, poco o nada supimos del desarrollo. Varios compañeros del sector, asistentes a la Gamescom de Colonia, me comentaban que su presentación consistió en poco más que un artwork de dudosa factura. ¿Cómo era posible que uno de los títulos más relevantes para la campaña navideña de Vita apenas si hubiese visto la luz mediática?

Suele convenirse que si una compañía se muestra parca en tráilers y screenshots, es que algo no anda bien. Algún que otro juego de Wii U ha atravesado serias dificultades para llegar al lanzamiento de la máquina con una factura medianamente aceptable, por lo que no se ha prodigado en exceso. Tales casos (me abstendré de identificarlos) han conseguido solventarse a última hora. No así con Call of Duty: Declasified.

¿Qué podría esperarse de un juego que ha contado con apenas cinco meses de desarrollo? Las prisas son malas consejeras, lo que se ha traducido en un apartado gráfico simplemente correcto. Atentos a la baja resolución de ciertas texturas y a los mejorables efectos (explosiones, por ejemplo). El sistema de control tampoco se encuentra muy depurado que digamos, por no hablar del sonido, cuyos FX han sido reciclados de Resistance: Burning Skies.

Todo esto sería mínimamente perdonable por cualquier fan de la franquicia, desde luego. Lo que no admite justificación son los 45 minutos que dura la campaña principal. Sí, habéis leído bien: nos cobran una media de 50€ por un acopio de misiones tan breves como pobremente justificadas. Si hacemos el cálculo, cada minuto de juego nos sale a 1,20€, algo vergonzoso cuanto menos.

Tras la decepción supuesta por Assassin’s Creed: Liberation (insustancial argumentalmente y repleto de bugs) y el fiasco de Declassfied, no predecimos mucho éxito en los próximos meses de PS Vita. Tal vez PlayStation All-Stars Battle Royale (vía Cross Buy) consiga levantar sus ventas.

Anuncios

Un pensamiento en “Call of SHAME Black Ops: Declassified

  1. Es muy fácil de entender. Estos juegos son de formato App Store de Apple y deberían valer como mucho 4 o 5 euros. Pero Sony sigue creyendo que su PS Vita tiene que jugar en otra liga diferente al resto de dispositivos portátiles de juego. Mal destino le veo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s