Home

Todo videojuego pésimo defraudará el doble si se inserta en una franquicia de renombre. Imaginad la escena: seguidores empedernidos esperando una media de tres años hasta la siguiente entrega de su serie favorita tan solo para constatar que su desarrollo debió haberse cancelado cuando aún hubo oportunidad.

Acompañadnos en este repaso por algunos de los juegos que insultaron soberanamente a sus franquicias.

Assassin’s Creed: Revelations

Como fan acérrimo de Assassin’s Creed, ansioso por desentrañar las incógnitas en torno a Desmond y los orígenes de la civilización, Revelations supuso una rotunda decepción. La idea de prolongar las andanzas de Auditore en La Hermandad, aunque acogida con rechazo, resultó tremendamente acertada. Por eso, cuando Ubisoft anunció una nueva entrega al personaje, la cual “revelaría” cuantiosos enigmas y perfilaría la excelsa jugabilidad de Assasin’s Creed 2, muchos nos congratulamos. Craso error.

Assassin’s Creed: Revelations demostró la vejez de su motor gráfico, incorporó mecánicas absurdas y no supo dotar a Constantinopla de tramas realmente atractivas. Ni siquiera el recuperar a Altaïr pudo arreglar semejante desaguisado. La desconcertante cinemática final no justificaba un juego completo, se mire por donde se mire.

Sonic Unleashed

Cierto que Sonic navegaba en la deriva desde el genial Sonic Adventure. Desde entonces no dejaron de sucederse pobres entregas tridimensionales que menoscabaron la imagen del erizo. Si, Unleashed no llegó a los niveles de catastrofismo vistos en Sonic The Hedgehog (erizos enamorados de princesas y bugs por doquier), pero sí supuso el punto de inflexión definitivo para la mascota de SEGA.

Aunque las fases de Sonic brillaron especialmente, la decisión de metamorfosearle en lobo fue un error no solo estético, también jugable: niveles lentos, aburridos, complejos sin necesidad que coparon el 50% de la aventura. Suerte que Sonic Generations llegó años después para intentar arreglar las cosas.

Call of Duty: Black Ops Declassified

Declassified no solo insultó a su franquicia, sino a la comunidad de usuarios en general. Estaba llamado a ser la gran exclusiva de PlayStation Vita durante la pasada campaña navideña, si bien saltó a la palestra por razones bien distintas a su buen hacer técnico y jugable.

Por unos 50 euros los jugadores se llevaban a casa una campaña de apenas 45 minutos, con efectos gráficos y sonoros sospechosamente similares a los de Resistance: Burning Skies (desarrollado también por Nihilistic Entertainment). Sumemosle su pobre esquema de control ¿para esto queríamos dos sticks en una portátil?).

Tomb Raider: El Ángel de la Oscuridad

Nuestra querida Lara llevaba repitiéndose más que el ajo desde Tomb Raider 2, por eso los chicos de Core Design optaron por un remozado absoluto. Uno que saldría terriblemente mal independientemente del nuevo modelado de la protagonista.

El Ángel de la Oscuridad albergó uno de los acabados gráficos más irregulares vistos en PlayStation 2, comenzando por las animaciones de la arqueóloga, más propias de una aventurera senil. El diseño de los escenarios, del que siempre se había enorgullecido la franquicia, se antojó poco inspirado y recorrerlos una tortura por el importante número de bugs. Tendrían que pasar 3 años para que Cyrstal Dynamics rescatase el carisma de la protagonista con Tomb Raider: Legends.

Gran Turismo 5

El propio Kazunori Yamauchi reconoció que el gran problema de Gran Turismo 5 había sido la falta de previsión. Sony concedió todo el tiempo del mundo para que el genio puliese hasta el extremo el que estaba destinado a ser mejor simulador de la presente conducción. Así, siempre había algo que mejorar en un título retrasado una y otra vez, para sonora queja de los aficionados.

Harta de la solución, Sony impuso una fecha definitiva de lanzamiento, derivando en un título de lo más irregular: mientras que ciertos circuitos y vehículos deslumbraban por su nivel de detalle, otros (a los que se había dedicado menos tiempo) mostraban texturas más propias de PlayStation 2. Sumémosle un número importante de bugs y comprenderemos por qué tan solo un Gran Turismo 6 menos ambicioso (aunque bien rematado) servirá de compensación.

Yakuza: Dead Souls

Por todos es sabido que la serie Yakuza vende a espuertas en Japón, siendo una de las franquicias más prolíficas de SEGA. A una entrega por año, la serie abandonó los derroteros de la aventura de acción para convertirse en un shooter en tercera persona plagado de zombis.

No hubo forma en que los muertos vivientes encajasen coherentemente en el arco argumental de Kiryu y compañía. Como juego de disparos tampoco convenció, ofreciendo un control bastante mejorable. Dicen las malas lenguas que el juego sirivó de entrenamiento a sus resposables para el desarrollo de Binary Domain, el cual mejoró la propuesta. Dudamos que la serie vuelva a salirse de género en cualquier caso.

Spirit Camera: La Memoria Maldita

La serie Fatal Frame escalofría como ninguna a cada nueva entrega. La decisión de imbuirla en nuestro entorno mediante la realidad aumentada en Nintendo 3DS, aunque sonaba bien como propuesta, derivó en uno de los títulos más pobres para la portátil.

Su escueta duración (apenas tres horas) y los incontables errores de detección (había que jugar en entornos sobradamente iluminados) lastraron una experiencia que no pasó de la mera curiosidad. Al menos el libro que acompañaba al juego puede almacenarse como curiosidad a rentabilizarse con el paso del tiempo…

Alone in the Dark

Con lo coqueta que había quedado la trilogía original, Infogrames no tuvo otra que emponzoñarla con The New Nightmare (PC, Dreamcast, PlayStation 2). El daño fue nimio en comparación al que inflingiría “Alone in the Dark” en 2008. Eden Games prometieron el acabose, un título fiel a la serie y de narrativa impactante, al más puro estilo de la serie 24.

Lo que nos encontramos cuantos creímos sus promesas y atractivas capturas fue EL BUG, así en mayúsculas. El mayor ejercicio de frustración hecho videojuego que un servidor haya experimentado en los últimos años. Lo peor que puede decirse de un título es que no se deja jugar. Alone in the Dark no se dejaba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s