Home

Nos enteramos hace unos días de la dimisión de Yoichi Wada, presidente de Square-Enix, tras anunciarse considerables pérdidas para la compañías. Su caso se suma a una larga lista en la industria del videojuego, motivados por paupérrimos balances financieros o terribles decisiones comerciales.

Repasamos a continuación algunas de las renuncias más sonadas, esperando que tomen buena nota no pocos integrantes de la clase política (dicho sea de paso):

Yoichi Wada

CEO de Square-Enix (2000 – 2013)

Wada se unió a Square-Enix en abril del 2000 como director ejecutivo, abrazando la presdencia de la compañía apenas ocho meses después. Su inminente dimisión culmina más de una década repleta de sinsabores comerciales, culpándosele de permitir la devaluación de franquicias como Final Fantasy (cuyas décimotercera y décimocuarta entregas han recibido un aluvión de críticas) o Kingdom Hearts (por la proliferación de títulos “alternativos”).

Al respecto ha de considerarse también la eterna postergación de Final Fantasy Versus XIII o los reaciones desarrollos de Final Fantasy VII Remake y Kingdom Hearts III, harto demandados por los usuarios. Su mejor decisión, sin duda, la adquisición de Eidos y consiguientes series de éxito como Tomb Raider, Hitman, Legacy of Kain, Just Cause o Deus Ex.  Square-Enix espera pérdidas superiores a los 100 millones de dólares al término del presente año fiscal.

John Riccitiello

CEO de Electronic Arts (2007 – 2013)

Aunque Riccitiello ya formó parte de EA entre 1997 y 2004, abandonando entonces la compañía para co-fundar la firma de inversión Elevation Partners, su periodo de mayor trascendencia al frente de la compañía vino en 2007. Su recontratación como CEO derivó en una etapa de prosperidad, siendo el principal impulsor de un modelo de negocio digital valorado en más de 800 millones de dólares. A él corresponde también el controvertido “$10 Project“, por el que se intentó compensar las pérdidas inherentes al próspero mercado de los juegos usados.

En sus últimos meses al frente de EA, no obstante, Riccitiello ha enfrentado las discretas ventas de triples A como Dead Space 3, la práctica muerte comercial de una franquicia de culto como Medal of Honor, la inapelable conversión de Star Wars: The Old Republic en título de corte gratuito o la caída de servidores tras el lanzamiento del esperadísimo SimCity. Las cifras del último reporte financiero apuntillaron su dimisión.

Ken Kutaragi

CEO de Sony Computer Entertainment (1998 – 2006)

Considerado el padre de PlayStation, convenció a Sony para su entrada en el mercado del videojuego tras las desaveniencias surgidas con Nintendo en el desarrollo de un lector de CD para Super Nintendo. Por contra de todo pronóstico el éxito de PSX fue incontestable, ratificándose con PlayStation 2 al acaparar el 65% del mercado. Fue su sucesora, PlayStation 3, la que derivaría en la traumática dimisión de Kutaragi.

Kutaragi tenía fama de ser un directivo prepotente (imagen que acabaría asociada a la propia Sony Computer Entertainment); con PS3 presentó una máquina de tremendo potencial aunque enrevesada arquitectura. La decisión de implementar un lector de Blu-ray, aunque exitosa a largo plazo, motivó un precio de lanzamiento prohibitivo para el consumidor medio, lo que minimizó la cuota de mercado presumible.  El fracaso de la primera PlayStation Portable y su mejorable relación con el por entonces CEO de Sony Corporation (Howard Stringer) también resultaron determinantes para la desbancada. El 30 de noviembre de 2006, Kaz Hirai sustituyó a Kutaragi como presidente de SCE.

Peter Moore

Presidente de SEGA of America (2000 – 2003)

Apenas cuatro años permaneció Moore como presidente de la filial norteamericana de SEGA. Le tocó vivir la etapa más convulsa de la compañía, cuando decidiese abandonar la carrera del hardware (condenando a su última consola de sobremesa) y convertirse en third-party. Las discretas ventas de SEGA of America hicieron reaccionar a Japón y precipitaron su disimisión.Considerado el responsable de “la llamada” que descontinuase la producción de Dreamcast, algo que desmentiría años después, Moore ha pasado por compañías como Reebok o Microsoft, sin que su gestión resultase brillante en ningún caso. Actualmente preside la división deportiva de Electronic Arts.

Tomonobu Itagaki

Productor ejecutivo de Team Ninja en Tecmo Koei (2001 – 2008)

No faltan los escándolos sexuales en la industria del videojuego: eso mismo fue el protagonizado por Tomonobu Itagaki, demandado por acoso en 2006 (aunque luego fue declarado inocente por el tribunal). Fue tan solo uno de los factores que motivarían su marcha de Tecmo Koei, cuya directiva estaba un tanto harta de su “difícil” carácter.  El 14 de mayo de 2008 Itagaki presentaba su dimisión y demandaba al presidente la compañía (Yoshimi Yasuda) por valor de 148 millones de yenes. Acusaba el impago de primas y un trato humillante que le causó “un tremendo daño emocional y el empeoramiento de sus relaciones personales y profesionales”, ahí es nada. Aunque se rumoreó su contratación por parte de Microsoft, Itagaki se decidió por el desarrollo independiente, fundando su propio estudio (Valhalla Game Studio). Su único proyecto hasta la fecha (Devil’s Third) sigue sin fecha de lanzamiento confirmada tras su anuncio en 2010.

Redactado para: VaDeJuegos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s