Home

Al destaparse The Last of Us miré con recelo a sus responsables. Aunque artísticamente se antojaba sublime, su jugabilidad despertaba toda clase de dudas. La promesa de una mecánica pausada no encajaba con el perfil del estudio, más propenso a las explosiones y los chascarrillos. Alcanzados los títulos de crédito no puedo más que quitarme el sombrero ante Naughty Dog.

El estudio californiano ha demostrado su versatilidad, al tiempo que expande el concepto de videojuego con una apuesta valiente como pocas. Tan bien le ha salido la jugada que The Last of Us debería considerarse título de obligada consulta para cualquier desarrollador que se precie. Sería una pena, de hecho, que sus logros no sentasen precedente.

Aunque la aventura no está exenta de garrafales bugs, la mayoría relativos a la inteligencia artificial de los personajes no controlables, The Last of Us salva la papeleta apostando por la inteligencia emocional. Demuestra la importancia de la empatía para con nuestros alter egos virtuales, hasta el punto de hacernos obviar sus más tediosas secciones. Porque sí, el juego incurre en la monotonía, pero puede más nuestro espíritu protector.

No es la primera vez que un videojuego se fundamenta en el coprotagonismo, siendo BioShock: Infinite el ejemplo más reciente. Como le ocurriese a Irrational Games, Naughty Dog fracasa al justificar jugablemente la inclusión de Ellie, a quien debemos abrir paso a base de manidos clichés como el aúpe o la sujeción de portones metálicos. No lo hace sin embargo al imprimirnos la necesidad de salvaguardarla cual esperanza última de la humanidad (y posibilidad de redención). El vínculo entre Joel (el jugador) y Ellie consigue que ninguna de estas acciones nos resulte tan soporíferas como debieran, pues la narración ejecuta una espléndida labor motivadora.

El guión de The Last of Us merece el apluso, no tanto por la originalidad de su planteamiento si no porsu desarrollo. Cada línea de diálogo se ha medido como ocurre con las mejores producciones literarias o cinematográficas, de tal forma que se nos ofrezca la cantidad justa de información. A consecuencia, las relaciones entre personajes no resultan tan artificiales como en otros títulos y se intriga al jugador por saber de quién o qué se está hablando al comienzo de la aventura. Avanzar supone así ir resolviendo un rompecabezas que recurre a las secuencias cinemáticas en muy contadas ocasiones. Una de ellas, el formidable prólogo, donde queda a las claras que no estamos ante un juego más.

Hablaba al principio de valentía y vuelvo a hacerlo al recordar los decesos de personajes a priori intocables. El shock que introduce al jugador en The Last of Us es tan fuerte que nos vincula a Joel de forma instantánea, perfilando nuestra peculiar relación con la joven Ellie. La psique de ambos cambia de forma tan sútil durante el juego que el proceso resulta creíble. ¿Cuántos títulos han conseguido plasmar la convincente evolución psicológica de sus protagonistas? Pocos o ninguno.

La infancia frustrada es sin duda uno de los temas centrales del juego. Motivo adicional para su alabanza. Naughty Dog no tiene reparos en mostrarnos a preadolescentes preocupados únicamente por sobrevivir, capaces de agarrar un arma, dispararla contra el enemigo y lidiar con ello. Tan inédito resulta ver a una chica de 14 años descargando su pistola en un videojuego, como apreciar en su rostro la consternación propia de quien acaba de arrebatar una vida.

Sólo había una forma de rematar la faena: recurrir a un compositor de Óscar para probar aquello de que “menos es más”. La banda sonora de The Last of Us se muestra tímida, haciendo acto de presencia en muy contadas ocasiones para enfatizar el dramatismo. Santaolalla es un maestro en el acompañamiento musical de las emociones. Lo comprobamos en “Babel” y hemos vuelto a hacerlo aquí.

The Last of Us, en síntesis, ha marcado un antes y un después por la valentía de su guión, empatía protagonista y su más que justa comparación con algunas de las grandes superproducciones del séptimo arte.

Redactado para: VaDeJuegos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s