Home

Wii U suma ocho meses en el mercado sin que haya calado muy hondo entre la imponente base instalada de su predecesora.

La nueva consola de Nintendo vendió apenas 160.000 unidades entre abril y junio, lo que ha hecho saltar las alarmas en una compañía que también padeciese el lento arranque de su portátil estereoscópica. Por entonces, los de Kyoto salvaron la situación con una sustanciosa e inesperada rebaja, algo a lo que no parecen dispuestos en el caso de su última sobremesa.

Satoru Iwata (presidente de la compañía) alegaba hace unos días que el problema de Wii U era la falta de juegos, en absoluto un precio abultado:

Si el precio fuese un problema para Wii U, entonces existe una clara contradicción entre las ventas de los modelos Básico y Premium. Las ventas del paquete básico deberían ser muy superiores, pero el hecho es que la gente se decanta por la versión Premium, así que el problema no está ahí.

Creo que el verdadero problema es la falta de juegos y la única solución es lanzar muchos títulos de calidad que apelen a un mercado masivo.

No rebatiremos el que Wii U carezca de ese gran juego que haga volar las consolas de las estanterías, o que su catálogo roza el raquitismo, pero reducir el problema a tal cuestión es simplificarlo en exceso. El precio también ha influido (y mucho) en las discretas ventas de la máquina, sin que el balance entre paquetes básicos y Premium lo contradiga. ¿Por qué? La predilección por el modelo negro demuestra el sobreprecio de la variante blanca, cuyos nimios 8GB de capacidad se antojan poco más que un insulto para el comprador medio (The Wonderful 101, sin ir más lejos, supone 10GB de descarga).

Quienes han adquirido el pack Premium no han resuelto más que un básico ejercicio de cálculo, el cual deja a la propuesta básica como engañifa. De hecho, no son pocas las tiendas en las que el precio Premium se ha acercado (casi igualado) al Básico, optando por descatalogar este último. La explicación del señor Iwata pierde así todo fundamento.

¿Vendería más una Wii U a 199 euros? Sin duda, aunque también es evidente que la rebaja no serviría de nada sin el Super Mario o Mario Kart de turno. Tampoco sin las necesarias explicaciones a ese compendio de usuarios menos duchos, incapaces aún de distinguir si Wii U es más una ‘versión cara’ de Wii, que una consola completamente nueva.

Para los entendidos, saber que las corrientes interioridades técnicas de Wii U duplican el precio de Xbox 360 o PS3, tampoco ayuda. Pero claro, ha de entenderse que los elevados costes del GamePad echan al traste cualquier rebaja a corto plazo.

En resumidas cuentas, Wii U es una consola sin juegos de peso y bastante cara para la tecnología que alberga, lo que echa para atrás a más de uno. Nintendo ha de encontrar la forma de reducir costes en la fabricación de su GamePad, cuanto antes mejor. Sólo así podría ejecutar una jugada maestra durante la próxima campaña navideña, en que Super Mario 3D World corone un bundle siempre inferior a los 249 euros.

Lo dicho, el precio sí importa. Sopesen sino el número de consolas vendidas tras la liquidación efectuada en una conocida cadena española de supermercados…

Redactado para: VaDeJuegos.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s