Home

La premisa de Need for Speed Rivals recuerda en demasía a las entregas clásicas. Nos preguntábamos si el primer trabajo de Ghost Games será algo más que una puesta al día de las típicas persecuciones entre policía y corredores. Finalmente lo es.

James Nohan, productor del estudio ubicado en Gotemburgo, acudió a las oficnas de Electronic Arts en Madrid para ofrecernos las claves del título y guiar nuestra primera toma de contacto. En efecto, explicó que su objetivo era retornar a la esencia de la serie y al mismo tiempo reinventarla. ¿Cómo? Mediante un sistema que “rompa la barrera entre el juego solitario y el conectado”.

AllDrive supone así el siguiente paso en la franquicia Need for Speed, un entramado de carreteras permanentemente conectado que podremos recorrer por nuestra cuenta o interactuando con el resto de corredores en línea. Pongamos así que estamos inmersos en una misión y de pronto nos sobresalta la sirena de un coche patrulla. Se trata de un jugador al otro lado del mundo con ganas de hacernos morder el polvo y no queda otra que abandonar nuestro objetivo para intentar despistarle. La persecución da un giro de 180 grados cuando, tras un par de curvas, un par de corredores en línea se unen a nuestra causa para jugar al ratón y al gato con nuestro perseguidor.

No mentía Nohan cuando decía que AllDrive lo cambia todo: “Cada partida será diferente al resto. Nunca sabrás que hay tras cada curva o cuan voraces serán los adversarios a quienes tengas que enfrentarte“. Otra gracia del sistema es la posibilidad de cambiar de bando en cualquier momento, ya sea alternando entre coche patrulla y de carreras o entorpeciendo a los de nuestro bando por mera diversión malsana. En Rivals sólo hay un paso de la cooperación a la competitivdad.

Otro de los pilares del juego es el sistema de puntos: a más kilómetros recorridos, mayor el número de Speed Points que invertir en mejorar nuestro vehículo o adquirir uno nuevo. A este respecto, el sistema de personalización admite infinidad de mejoras (piezas, capas de pintura, accesorios…), algunas de las cuáles variarán las estadísticas de aceleración, control, fortaleza, durabilidad y velocidad del coche.

Aunque por lo general los vehículos policiales serán más poderosos y los de carreras más veloces, cada cual dispondrá de hasta 3 estilos de conducción que también desbloquear conforme avancemos. Así, entre la policía encontramos las clases Patrulla, Encubierta y Ejecutora, con notorias diferencias entre sí. Lo comprobamos ya inmersos en nuestra sesión de prueba, con las versiones del juego para PC y PlayStation 4. Un conciso tutorial nos puso al día en cuanto a tipología de misiones, instándonos a recorrer un tramo de Redview County batiendo el crono, perseguir a un enémigo para luego destrozar su vehículo y finalmente sumar cierta cantidad de Speed Points.

Los adversarios que encontraremos en el extenso mapeado contarán con diferentes niveles, según los cuales resultarán más o menos resistentes a nuestros envites. Como es lógico, cuanto más rápido sea el rival aniquilado, mayor el número de puntos que embolsaremos.

Periodistas de distintos medios nos enfretamos entonces en una partida en línea, comprobando la eficiencia del sistema AllDrive y esforzándonos por mantener las cuatro ruedas sobre el asfalto. No será fácil, pues se disponen además varias trampas que inutilizarán al persecutor de turno. Por supuesto, si nos cansamos del caos en línea, siempre podemos seguir avanzando en el modo de juego principal, para lo cual basta activar el sistema Easy Drive: un selector de misiones (cruceta mediante) donde hallamos eventos de carrera, persecución o time trials, amén de opciones veteranas como Autolog Recommends, Autolog Playlist, GPS y nuestras estadísticas de corredor.

De Rivals nos gustó también su conseguida sensación de velocidad o cómo la cambiante meteorología afecta sensiblemente a la conducción. El comportamiento de los coches, aunque sigue inscrito en los cánones arcade, ha aumentado levemente su exigencia sobre asfalto mojado o irregular. Visualmente quedamos más que satisfechos con el acabado visual en PlayStation 4 (la versión de desarrollo más avanzado), nítido y sin defectos evidentes en el modelado de los vehículos o unos entornos repletos de detalles.

Lo mejor que puede decirse de Rivals, al fin y al cabo, es que nuestros 45 minutos al volante pasaron como un suspiro. La fórmula es la de siempre, sí, pero sigue funcionando igual de bien en un entorno permanentemente conectado. A falta de probar la versión final vaticinamos un estreno de excepción para Ghost Games.

Redactado para: VaDeJuegos.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s