Home

Redactado para: VaDeJuegos.com

Microsoft nos invitó al Xbox One Preview Event, celebrado en Londres los días 5 y 6 de noviembre, para probar de primera mano el arsenal de títulos que acompañarán a la consola en su lanzamiento. El exclusivo One Marylebone dispuso así numerosos puestos de juego comandados por los responsables de cada desarrollo, quienes nos detallaron las bondades de cada proyecto.

La cantidad de medios presentes obligó a estrictos horarios, por lo que nuestra toma de contacto fue más detenida con aquellos juegos que nos habían sido asignados. Echamos un vistazo al resto de títulos, no obstante, para traeros el siguiente acopio de impresiones.

Killer Instinct

Danny Isaac, productor ejecutivo de Killer Instinct, nos introdujo en sus distintos modos de juego. Una rápida partida Versus sirvió para adoctrinarnos en su esquema de control, fiel a la entrega original. Helix Games tomó como máxima el preservar los combos que todos guardamos en el recuerdo, actualizándonos en espectacularidad.

Que no os engañe el formato descargable de Killer Instinct, pues su valía gráfica y potencial adictivo están fuera de toda duda. Amén de las partidas multijugador locales y en línea, incluirá un desafiante modo Supervivencia, la indispensable Práctica y un rincón de instrucción personal (Dojo) con infinidad de misiones. Ya completemos éstas o los retos dispuestos en el menú principal, se nos obsequiarán puntos con los que adquirir elementos de personalización (indumentarias, emblemas y fondos de perfil…). Todos los modos de juego estarán disponibles gratis de lanzamiento.

Visualmente, como ya intuíamos por nuestra toma de contacto en la Xbox One Suite, deslumbra el modelado de personajes, los efectos de partículas y el dinamismo de los escenarios. Todo ello corriendo a unos estables 60 frames por segundo.

Kinect Sports Rivals: Preseason

Teníamos la esperanza de probar varias de las pruebas presentes en Kinect Sports Rivals, pero su retraso hasta 2014 ha priorizado la promoción de esta pretemporada gratuita, descargable el próximo 22 de noviembre. Sendos desarrolladores de Rare nos recibieron con el entusiasmo que desborda su primer título para Xbox One, dispuesto a demostrar las excelencias del nuevo Kinect.

Esta preseason hará las veces de Rayman Legends Challengues App, aunque limitando los retos a uno de los deportes incluidos en la versión final: las carreras de motos acuáticas. Podemos decir que es cierto: Kinect detecta los movimientos de nuestros dedos a 3 metros de distancia, de tal forma que si cerramos los puños frente al sensor nuestro vehículo comenzará a surcar un oleaje de físca y aspecto realista. Imitando el agarre del manillar con ambas manos, bastaban leves giros a izquierda y derecha para sortear enemigos o atravesar obstáculos. Elevando la rodilla y simulando un pisotón conseguíamos aceleración adicional, mientras que desplazando ligeramente el tronco hacia adelante saltábamos por los aires ejecutando vistosas cabriolas.

Cada mes, Rare dispondrá ítems (nuevas motos, cascos, trajes…) desbloqueables al batir diferentes marcas, lo que garantiza la rejugabilidad de un aperitivo que sorprenderá a más de uno tanto por lo cuidado de sus gráficos como por la profundidad de su jugabilidad: dominar cada prueba no será moco de pavo, sin que sirva de nada el hacer aspavientos frente a la cámara. Por cierto, los rostros de nuestros rivales en el juego corresponden a miembros del propio estudio británico, desde el recepcionista hasta el diseñador jefe.

Forza MotorSport 5

No hay mejor juego para vender Xbox One que Forza MotorSport 5. La evolución del simulador desde la última vez que lo conducimos es absoluta: siendo ésta la versión cuasi final, no esperéis defecto gráfico alguno. Nosotros al menos no lo encontramos en nuestros recorridos por los Alpes Berlineses, Dunsfold, Abu Dabhi o Australia.

Trazados, vehículos y entornos lucen una nitidez impensable; se destacan especialmente los entornos urbanos y efectos de iluminación. El minucioso modelado de los 200 vehículos incluidos se deja ver desde la pantalla de selección; podemos acceder a su interior (e interioridades) en primera persona. Gozaréis con la incidencia del sol sobre la carrocería o los reflejos en el interior del parabrisas, pero también con la propia conducción. Dan Greenawalt, director creativo de Turn 10, resumía el desarrollo con esta ambiciosa premisa: “queríamos un juego que rozase el fotorrealismo incluso en los materiales más insignificantes, que apelase a los apasionados del motor, pero que al tiempo se dejase conducir por cualquiera”.

En efecto, los sistemas de ayudas siguen estando ahí, pero la verdadera naturaleza del juego no se experimenta hasta desactivarlos: “Los frenos y la suspensión responden como nunca antes en un simulador”. Greenwalt se enorgullece también del sistema Drivatar, que recopila nuestro comportamiento al volante y lo imprime a nuestros adversarios en carrera: “Es el fin de la IA programada, queríamos que compitiérais frente a reacciones humanas, como las vuestras”.

Forza 5 atesorará todas las categorías de vehículos disponibles, incluidos 27 impresionantes prototipos con los que disputar distintas carreras alrededor del mundo. Los célebres comentaristas de Top Gear se encargarán de narrar cada evento, incluidos retos atípicos como esquivar Big Bens de cartón piedra en un circuito de ambientación británica. La dinámica del juego recaerá una vez más en los créditos (para adquirir y mejorar vehículos) y puntos de experiencia, que harán subir nuestros niveles de piloto y afinidad.

Su gran acierto sigue siendo, no obstante, el feedback que nos transmiten los motores de vibración en los gatillos del mando. Sentiréis cada frenada, cada derrape y cada roce hasta el punto de preguntaros por qué hemos tardado tanto en recibir semejante funcionalidad. Un punto muy a favor del Xbox One Controller. Las partidas multijugador albergarán hasta 16 jugadores simultáneos.

Ryse: Son of Rome

Os pedimos desde ya que desechéis cualquier idea preconcebida sobre Ryse: Son of Rome, lo nuevo de Crytek. Nuestra toma de contacto con el modo coliseo nos había dejado un tanto fríos, por lo que no sabíamos muy bien qué nos íbamos a encontrar una vez nos topásemos con su campaña. En el producto final nos hemos encontrado con una aventura de acción que deja boquiabierto desde el minuto uno, cuando el Emperador de Roma reclama protección a sus soldados frente a cientos, cuando no miles de exaltados dispuestos a darle muerte.

Creednos si os decimos que Crytek ha conseguido, por fin, dinamitar la barrera entre secuencias CGI y secuencias jugables. Las animaciones faciales, tanto de Marius (el protagonista) como del resto de personajes, alcanzan cotas insospechadas también durante las refriegas, que no se limitan a sencillos Quick Time Events (como parecía por su puesta de largo el pasado E3).

El sistema de combate ofrece la suficiente profundidad como para comparar Son of Rome a los beat’em ups más sangrientos: pulsando el botón A al tiempo justo nos protegemos de los ataques, mientras que la X nos sirve para asestarlos. La Y desbarata defensas y la B permite esquivar al enemigo y aprovechar su retaguardia para encadenar combos;.s

S lo logramos podremos ejecutar alguna de las ejecuciones, en las que habremos de pulsar un botón u otro según el color que adopte el perfil de la víctima (nada de botones superpuestos en la pantalla). Los gatillos secundarios, por su parte, permite ralentizar el combate en determinados momentos o bien sustituir comandos vocales por una pulsación prolongada. El uso del sensor se limita así a vociferar órdenes como disparar catapultas o disparar una lluvia de flechas sobre la marabunta de enemigos.

Muy interesante nos resultó también el sistema de experiencia: las monedas o virtud ganada durante la batalla puede invertirse en cuatro tipos de mejoras (Salud, Concentración, Combate y Ganancia), indispensables para afrontar los combates más desafiantes. Asimismo, una leve pulsación de cruceta permite elegir cómo se nos recompensa por cada muerte, si recuperando salud, con un aumento de nuestros marcadores…

La demostración incluía tres niveles del juego, en los que alternamos los combates cuerpo a cuerpo con el disparo de lanzas, el esquivo de trampas y sencillísimos puzles consistentes en suprimir obstáculos del escenario. El avance resulta lineal y nuestro personaje sube o salta automáticamente cuando es preciso, lo que enlaza las peleas una con otra de forma bastante cinematográfica.

Ryse es un juego exigente, idóneo para amantes del género, pero también el más claro ejemplo de lo que nos depara la nueva generación en términos gráficos. Hemos hablado de la expresividad, pero no de los impresionantes efectos de partículas. Os dejará sin palabras la recreación del fuego, los charcos, el humo al horizonte… por no hablar de los majestuosos escenarios, que el motor gráfico maneja con solvencia. Ni rastro de popping, ni una sola textura indeseable, ni una caída en la tasa de fotogramas por segundo: sólo modelados y animaciones tan relucientes como las propias armaduras. Ryse: Son of Rome es el motivo que buscábais para comprar una Xbox One.

Otros títulos

Assassin’s Creed 4: Black Flag

No puede negarse la mejora gráfica de Assassin’s Creed 4: Black Flag respecto a la versión de Xbox 360, especialmente en la nitidez de las texturas o la recreación del oleaje. Sigue siendo el mismo juego, eso sí, con algunos defectos como la aparición repentina de personajes.

Call of Duty: Ghosts

Unas partidas rápidas al modo multijugador de Call of Duty: Ghosts no fueron suficiente para juzgar el trabajo de este versión, que correrá a 720 p escalados a 1080 p (frente a la versión PS4, que sí correrá a 1080 p nativos). Las diferencias gráficas en dicha modalidad no son demasiado aparentes, pero sí la fluidez. Quizás la mejor opción para estrenar suscripción a Xbox Live en nuestra flamante One.

D4: Dark Dreams Don’t Die

No puede decirse que lo nuevo de Hidetaka Suehiro, responsable del sonado Deadly Premonition, despertase mucha expectación entre los asistentes. Quienes se atrevían con la demo acababan a carcajada limpia por lo surrealista de su mecánica… hasta el punto de preguntarnos si Suda 51 no habrá tenido algo que ver.

El juego, una suerte de aventura plagada de QTE, está basado en Kinect. El protagonista pelea a guantazo limpio junto a otro pasajero de su vuelo (curiosamente apodado ”Zapatero’)’. Cada golpe ha de propinarse en el momento justo, ejecutando los movimientos de manos que aparecen en pantalla. El sensor también se utiliza para responder o variar el ángulo de cada escena moviendo la cabeza.

Es pronto para valorar; lo único seguro es que sus controvertidas líneas de diálogo y su estética cell shading no dejarán indiferentes.

Dead Rising 3

Probamos una versión casi final de Dead Rising 3, la gran exclusiva de Capcom para Xbox One. Los pequeños defectos gráficos que detectamos la última vez se han pulido, dejándonos un acabado nitido y sin bajada alguna de la tasa de fotogramas por segundo por muchos enemigos que pueblen la pantalla.

Llegamos a masacrar miles de zombis con infinidad de utensilios y vestidos de mil maneras jocosas, justo lo que todos los seguidores de la franquicia esperan. También quedó patente, por las distintas secuencias cinemáticas que presenciamos, el esfuerzo invertido por contar una historia llamativa (dividida por capítulos).

Peggle 2

Esta joya descargable enganchó a todos y cada uno de los presentes, tomándose como el necesario respiro entre los distintos triples A del evento. El Himno de la Alegría resonará en Xbox Live a partir de diciembre.

Just Dance 2014

El simulador de baile que ha hecho de oro a Ubisoft llega a Xbox One dispuesto a sacar partido a su nuevo sensor Kinect. No nos pareció una experiencia muy diferente a la de Just Dance 2014 en Xbox 360, la verdad.

Zoo Tycoon

Los amantes de la estrategia tienen una cita obligada con Zoo Tycoon, donde además de construir nuestro propio zoo podremos interactuar con los animales (reconocerán nuestra voz, cara y gestos) gracias a Kinect. Si no sóis muy amigos del sensor podéis usar el mando. Incluye multijugador hasta 4 jugadores y la posibilidad de abrir nuestro Zoo a visitantes subiéndolo a la nube.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s