Home

Redactado para: VaDeJuegos.com

Ratchet y Clank tienen todo el mérito del mundo. Pocos segundones como ellos consiguen protagonizar la friolera de 13 entregas (14 si contamos Going Mobile) sin el mínimo resquicio de agotamiento comercial. Si hablamos de jugabilidad la cosa cambia, pues son varios los tumbos dados por la franquicia en los últimos años. Tras el esfuerzo cooperativo de Todos para uno y las dosis tower defense de QForce, Nexus tiene como propósito devolver la franquicia a sus raíces al tiempo que culmina la trilogía digital iniciada con En busca del tesoro y continuada por Atrapados en el tiempo.

Se nota cuando una desarrolladora se apasiona con un proyecto. Ha sido el caso de Insomniac Games, para quienes Ratchet & Clank representan un valor más que seguro tras el descalabro sufrido con Fuse. Esta nueva aventura de acción nos sitúa en pleno traslado carcelario de la criminal intergaláctica Vendra Prog. Por desgracia, su hermano Neftin no está conforme con la sentencia y decide asaltar la nave en que viajan nuestros protagonistas, iniciándose así una persecución estelar que nos llevará a visitar un total de 6 planetas.

Ni que decir tiene que el argumento dista de la originalidad, pero consigue hacernos reír gracias a los ingeniosos diálogos y alocadas situaciones marca de la serie. Los combates con armas vuelven a ser la piedra angular jugable, tanto como su progresiva mejora a través de los terminales repartidos por el mapeado. Para ello necesitamos Raritanio, un escaso mineral con el que activar las distintas celdas de mejora (cadencia, munición, daño…) inherentes al arma en cuestión. La variedad está garantizada, desde la clásica Omniblaster a la nueva Caja de Pesadillas o el Invernador, chocante utensilio que convierte en muñeco de nieve a los enemigos.

Como nuestro personaje, las armas cuentas además con su propio nivel, lo que se traduce en mayor vitalidad y capacidad de mejora respectivamente. También podremos acumular Guitones (la moneda del juego) para adquirir nuevo armamento o armaduras de combate, que disminuirán el daño recibido por impacto.

Mientras no estemos disparando haremos uso de originales artilugios para avanzar, contando Nexus con divertidas secciones de plataformas en las que sacar provecho al Retropopulsor Grummelnet (una suerte de jetpack), nuestras Hoverbotas (ganar impulso o adherirnos en salto a ciertas superficies) o el Rayo Gravitatorio (generador de corrientes gravitatorias entre dos objetivos previamente interceptados). Este último supone la gran adición del juego, al introducir sencillos rompecabezas que restan monotonía al disparo constante.

Clank cuenta además con sus propias fases gracias al Agrietador, que nos permite acceder a otra dimensión (no diremos con qué propósito). El pequeño robot se convierte entonces en una suerte de ratón dentro de intrincados laberintos, donde la gravedad responderá al antojo de nuestro stick analógico. Cierto que no suponen un reto desmesurado, pero resultan igualmente de agradecer.

Volviendo a los combates en sí mismos, predomina la repetición de enemigos, destacando únicamente las rutinas de algún que otro jefe final. Se entiende entonces que Insomniac haya hecho lo posible por intercalar situaciones de lo más variado, sobre todo considerando la breve extensión de la aventura. Completarla nos llevará entre 5 y 6 horas, sin mayor aliciente para repetir que recolectar las 9 partes escondidas de la ‘superarma’ Taun VII. El estudio incurre también en alguna que otra trampa para sacar jugo a los distintos escenarios, obligándonos a desandar caminos en frenéticas contrarreloj, dar más de una vuelta en la recolección de ítems o participar en su particular modo Horda con la excusa del Festival de la Destrucción.

Sí, Ratchet & Clank Nexus nos sabe a poco, pero también es cierto que su planteamiento hubiese provocado hartazgo de postergarse varias horas más. La solución pasaría por secciones de plataformas más inspiradas, que hiciesen mayor hincapié si cabe en el factor gravitatorio.

A nivel técnico el juego se nota que el motor gráfico ya no da para más. Repunta satisfactoriamente en la recreación y animaciones de los personajes principales, en claro contraste a los enemigos o los vacíos fondos de escenario. La aparición repentina de elementos y alguna que otra textura mejorable, no empañan sin embargo unos diseños coloridos y fieles a la saga. Las frecuentes cinemáticas, que bien pudiesen formar parte de una cinta por ordenador, hacen mucho bien por imbuirnos en la aventura. Tanto como las alegres melodías (épicas por momentos) o el formidable doblaje al castellano, que sabe imprimir el correcto matiz a cada personaje.

En conclusión
Ratchet & Clank: Nexus homenajea la mecánica que hiciese popular a su dúo protagonista. Una aventura muy divertida (no sólo por sus hilarantes líneas de diálogo) que se mueve entre el combate frenético y los saltos con cabeza… por mucho que no termine de explotar como debiese estas últimas secciones. Técnicamente es correcto y su duración dista mucho de la ideal, pero quizás sea también por que nos atrapa a los mandos como pocos títulos del género últimamente.

Valoración: 8/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s