Home

Redactado para: VaDeJuegos.com

Existen dos clases de franquicias: aquellas cuyas sucesivas entregas no hacen sino empobrecer a la original y las que enaltecen su fórmula hasta límites insospechados. Aunque con desagradables excepciones, las primeras optan por subtítulos poco inspirados (Crash Twinsanity), mientras que con las segundas hablamos de numeradores. Usaremos un análisis pormenorizado, más que un paréntesis, para ejemplificar este segundo caso.

Con semejante introducción, queda meridianamente claro que Forza Motorsport 5 es cuanto esperábamos y más. El doble de meritorio en tanto la serie parecía rozar sus límites técnico y jugable. El lanzamiento de Xbox One ha permitido rebasarlos, algo de lo que tomaremos constancia nada más arrancar motores en nuestra primera carrera por las calles de Praga. Este improvisado circuito nos recuerda irremediablemente a Project Gotham Racing y sus vistosos recorridos urbanos, serie a la que intuimos un negro futuro pese a haber acompañado a las anteriores Xbox en sus respectivos estrenos comerciales.

Lloriqueos a un lado, desde la fantástica introducción locutada por los gurús de Top Gear, Forza Motorsport 5 se antoja nuevamente un título por y para amantes de las cuatro ruedas. Por supuesto, Forza Vista vuelve a permitirnos escudriñar hasta el último detalle de los 200 vehículos disponibles, desde las llantas al salpicadero. Oiremos rugir nuestros bólidos favoritos con una nitidez pasmosa, fruto de las intensas sesiones de grabación llevadas a cabo por Turn 10 Studios. La recreación de los coches obedece también a su milimétrico estudio, nos explicaba el director creativo de la desarrolladora, Dan Greenwalt. Así, puede que las cifras del nuevo Forza os parezcan irrisorias en comparación a Motorsport 4, pero será algo que olvidéis fácilmente tras comprobar en primera persona los niveles de fotorrealismo alcanzados: “Queríamos un juego que rozase el fotorrealismo incluso en los materiales más insignificantes, que apelase a los apasionados del motor, pero que al tiempo se dejase conducir por cualquiera”. Pudimos darle la razón al ceder nuestro flamante mando de Xbox One a jugadores poco habituados al género.

Forza Motorsport 5 es ante todo un simulador exigente, por supuesto, pero hasta la hija del propio Greenwalt pudo completar varias ligas sin la menor dificultad. Esto gracias al completo sistema de ayudas configurables, ya marca de la casa. La seña más característica sigue siendo la sobreimpresión de trazados, que indican a su vez la velocidad óptima para tomar cada curva. Aún así podemos establecer la frenada, dirección o cambio de marchas automático. Igualmente activar el sistema de control de estabilidad (que evita los derrapes en curvas dificultosas) o parámetros realistas de daños, consumo de carburante y desgaste de nuemáticos, lo que se traducirá en abandonos de carrera a poco que conduzcamos ajenos al sentido común.

El modo Carrera o principal ofrece así un grado de dificultad acorde a cada tipo de jugador. Disponemos de 8 ligas en las que competir una vez adquirido nuestro primer coche, divididas a su vez entre 3 y 7 campeonatos según la categoría de vehículo. La variedad es pasmosa: deportivos antiguos, supermini, leyendas de Grand Touring, hipercoche moderno, supercoche V8… Nos enfrentaremos entonces a los típicos eventos de carrera (más algunos especiales de adelantamiento, sorteo de obstáculos…) acontecidos en alguno de los 14 circuitos incluidos. Según nuestra pericia al volante o el número de ayudas deshabilitadas ganaremos créditos y puntos de experiencia con los que aumentar nuestro nivel de conductor o afinidad. Por supuesto, cada nivel alcanzado supondrá otra importante suma de créditos que invertir en nuevos coches, mejoras y atavíos. El juego tampoco hace ascos a tomar atajos mediante micropagos, típicos del modelo free to play, a través de su sistema de fichas. Dicho de otro modo: nos permite subir de nivel o hacernos con el coche de nuestros sueños sin necesidad de pasar horas y horas corriendo, simplemente pasando por caja.

Mal análisis sería éste si no hablásemos de las sensaciones de conducción. La gran baza del juego, amén de su solvencia gráfica, viene dada por sendos motores de vibración bajo los gatillos del nuevo mando. Se pregunta uno por qué no siempre cada bache o derrape se nos transmitió en forma de minuciosos impulsos a nuestras falanges. El feedback que aporta será mucho más apreciado por los entendidos del motor, no cabe duda, pero todos merecen experimentar la sensación. A poco que uno se familiarice con el circuito en cuestión y sirviéndose de las vibraciones suministradas, podría completar el trazado con los ojos cerrados, sin salirse de pista una sola vez. El otro gran pilar de las carreras es Drivatar, revolucionario sistema de inteligencia artificial que se encarga de recopilar nuestra conducta al volante e imprimirla cual matiz en los vehículos contra los que corremos. Prometía Greenwalt que era el fin de la IA programada y lo ha cumplido: “queríamos que compitiérais frente a reacciones humanas, como las vuestras”.

Encomiables también los esfuerzos de Turn 10 en cuanto a mejoras y personalización de los vehículos. Amén de pintarlos y decorarlos con infinidad de vinilos (el juego nos recomienda diseños personalizados antes de cada carrera), tenemos la posibilidad de mejorar el motor, transmisión, aerodinámica, neumáticos y frenos de nuestro coche. Dentro de cada categoría se considera hasta el último aspecto: árbol de levas, filtro de aire, dierencial, refuerzos del chasis… todo un paraíso para los mecánicos en potencia. Los menos familiarizados pueden optar, sin embargo, por las mejoras automáticas.

Complementa la oferta de Forza el modo Rivales, en el que batir las mejores marcas de nuestros amigos en un evento específico; las partidas libres y la vertiente multijugador. Esta última propone eventos competitivos hasta 16 jugadores de asombrosa fluidez. Podemos elegir entre distintas ligas, campeonatos de clase, eventos especiales y retos mensuales, imprescindibles para los amantes de los logros con fecha de caducidad. Forza TV vuelve a estar presente, faltaría más.

Atisbábamos al comienzo el poderío visual de Forza 5 y despedimos esta review concretándolo, para empezar, en esos 60 frames por segundo constantes y la consiguiente sensación de velocidad a una resolución de 1080 píxeles por pulgada. Todo ello sin sacrificar vehículos y circuitos muy cercanos a la realidad, especialmente inmersos en la vista cabina. Echad un vistazo a la acumulación de polvo o nuestro reflejo en el parabrisos. También al del propio coche cuando pasamos por delante de paneles traslúcidos en el circuito o cómo el sol incide de forma realista sobre la carrocería; nos ciega al salir de un túnel. La recreación arquitectónica en el recorrido de Praga, las cumbres nevadas que bordean la carretera en los Alpes Suizos o las arboledas de Mount Panorama Circuit os dejarán sin aliento. En materia sonora gozamos de un sobresaliente doblaje al castellano (salvo en las introducciones de Top Gear, lo cual agradecemos dado el carisma de sus locutores). Reiteramos además el realismo sin precedentes de los efectos FX y la extraña épica de unas melodías tan grandilocuentes como el producto en sí.

En conclusión

Otorgaríamos a Forza Motorsport 5 la puntuación perfecta, pero entonces uno toma consciencia de que éste es sólo el principio. Xbox One tiene aún mucho margen de mejora técnica por delante y Turn 10 Studios la capacidad de plasmar el doble (si no el triple) de vehículos y circuitos. También hubiésemos agradecido alguna novedad en cuanto a modalidades de juego. Aún con todo, Forza Motorsport 5 es todo un simulador de nueva generación, ya hablemos de gráficos o simulación. La mejor exclusiva de lanzamiento para la recién llegada de Microsoft.

Valoración: 9/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s